“¡Aguas con el robo de información!”

¡Bienvenidos a este espacio nuevamente! Es un verdadero gusto saber que sigas atento a mis publicaciones, porque como siempre, es realmente un placer poder compartir asesoría, orientación y consejo a quien más lo necesite. En esta ocasión quiero compartirte una situación muy incómoda y desagradable para muchos además de que es realmente común que suceda.

¿Has escuchado sobre robo de identidad? ¿Has escuchado que a algún familiar o amigo sufrió una situación de este tipo? Esto ocurre cuando una persona utiliza la información de otra, como su nombre, número de seguro social o número de la tarjeta de crédito sin su consentimiento, para cometer fraudes u otros delitos.

Lo gacho de la situación es que las víctimas de este tipo de robo, se dan cuenta cuando ya es tarde, por ejemplo cuando reciben llamadas del banco para que liquiden cierta deuda pendiente que no recuerdan haber hecho o les llegan cartas de cobradores, provocando afectaciones en el estado financiero en la victima, el cual en ocasiones es difícil salir.




¿Y cómo le hacen estos ladrones para conseguir tu información?

Atento, ya que para estas personas les resulta muy fácil realizar un robo de este tipo. Por ejemplo, buscan entre tu basura para encontrar papeles o facturas que tengan información tuya.  Otra forma es que los ladrones toman los números de las tarjetas de crédito o debito, usando un dispositivo electrónico que registra información cuando tú la usas, seguramente has visto alguna notica sobre este tipo de robo de información. O cuando sufres un asalto, toman tu cartera y tus tarjetas con tu información.

“Abogangster, ¿podemos hacer algo para evitarlo?” Pero claro que si, sin duda alguna voy a darte unos consejos para que no seas víctima de un robo de información, que puede afectarte gravemente, así que pon atención a lo siguiente:




PROTEGE TU INFORMACION PERSONAL.

  • Guarda todos tus recibos, papeles financieros, tarjetas de crédito o debito en algún lugar seguro.
  • Si realizaste un trámite y ya no necesitas el papel, y si este tiene información tuya que pueda ser utilizada, tritura o rompe el papel antes de tirarlo a la basura.
  • Evita dar información personal por teléfono o correo electrónico, esto es básico, muchas veces damos información sin pensar que nos puede afectar, ¡piensa muy bien a quien se la das!
  • Si introduces información personal en una computadora, no guardes tu contraseña y otros datos, a menos que sea su computadora personal.
  • Evita compartir tu información financiera, ni al primo, ni al tío o sobrino, solo gente de muchísima confianza, te recomendaría que no compartieras tu información con nadie, pero en ocasiones es necesario para recibir ayuda o que realicen un trámite por ti en caso de enfermedad.
  • Revise tus estados de cuenta de manera frecuente, así podrás notar si hay cambios o irregularidades en tus finanzas

Así que ya sabes, ¡aguas a quien le das tu información personal y en donde metes tu tarjeta de crédito! Y dime, ¿te ha pasado? ¿Qué piensas de este delito? Quédate aquí para que recibas más información sobre temas que te interesan. ¡Nos vemos!

Me gustaría saber qué opinas, ¡Déjame tus comentarios abajo! Si te pareció útil este artículo no dudes de compartirlo en tus redes sociales, así también le será a alguien más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *